La Aromaterapia es una técnica milenaria que iniciaron los egipcios, forma parte del Ayurveda y de la Medicina China.

Trabaja con 45 aceites esenciales puros y genuinos, que inhalándolos actúan en el plano emocional de las personas, y colocándolos diluidos sobre la piel y el cuerpo, actúan en el plano físico.

Para nombrar algunas de sus propiedades, los aceites esenciales son: antisépticos, refrescantes, bactericidas, estimulantes, afrodisíacos, calmantes, energizantes, cicatrizantes, antidepresivos, etc.



Traductor

Seguidores

martes, 26 de julio de 2011

Aceite esencial de Enebro

Enebro (Juniperus Communi) Juniper


Descripción:

El enebro es un arbusto de la familia de las Cupresáceas que alcanza hasta 3 m. de altura hojas perennes cortas y punzantes y sus frutos, las enebrinas, de los que se extrae el aceite, son unas bayas de color azul o negro, de sabor dulce de olor resinoso y acre.


Historia:
El nombre genérico deriva del celta jenebrus (rudo, áspero) aludiendo a esa cualidad de sus hojas. Los antiguos egipcios quemaban inciensos de enebro para purificar sus cuerpos y espíritus. Los romanos agregaban el fruto pisado al vino para tratar problemas del hígado y por sus propiedades diuréticas. Los griegos por su parte, quemaban el fruto para combatir epidemias, costumbre que se siguió utilizando en Francia hasta fines del siglo XIX. Por sus propiedades terapéuticas antivirósicas y en tratamientos de infecciones respiratorias, es un ambientador ideal y es el más utilizado después de la Lavanda, ya que permite incluso ser usado puro sobre la piel.


Origen:
Nativa de Europa, la planta de enebro también abunda en Asia, África y Norteamérica. Actualmente, los productores de aceite esencial de enebro son: Austria, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Eslovaquia, España y principalmente Hungría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog aprecia mucho tus comentarios y preguntas.