La Aromaterapia es una técnica milenaria que iniciaron los egipcios, forma parte del Ayurveda y de la Medicina China.

Trabaja con 45 aceites esenciales puros y genuinos, que inhalándolos actúan en el plano emocional de las personas, y colocándolos diluidos sobre la piel y el cuerpo, actúan en el plano físico.

Para nombrar algunas de sus propiedades, los aceites esenciales son: antisépticos, refrescantes, bactericidas, estimulantes, afrodisíacos, calmantes, energizantes, cicatrizantes, antidepresivos, etc.



Traductor

Seguidores

sábado, 26 de marzo de 2011

Leyenda de la Vainilla


En los tiempos del rey totonaca (Méjico, por la zona que hoy es Veracruz)Teniztli tercero, una de sus esposas tuvo una hija que por su belleza fue llamada Tzacopontziza "Lucero del Alba", la cual fue consagrada al culto de Tonacayohua diosa de la siembra y los alimentos, aunque ella había hecho votos de castidad se enamoró de un joven príncipe llamado Zkatan-oxga "Joven Venado", a pesar de que tal sacrilegio estaba penado con la muerte.


Relata la leyenda que un día cuando la joven salió del templo a buscar tortillas para ofrecer a la diosa, huyo con el joven príncipe hacia la montaña, donde se les apareció un monstruo que los envolvió en llamas obligándolos a retroceder.


A su regreso los sacerdotes los esperaban y sin explicación alguna fueron degollados y llevados al adoratorio, en donde tras sacarles el corazón y ponerlos en piedras votivas del ara de la diosa, fueron arrojados a una barranca. En el lugar en que se les sacrificó, la hierba empezó a secarse como si la sangre de las dos víctimas, allí esparcida, tuviera un maléfico influjo.


Tiempo después empezó a brotar un arbusto elevándose a varios palmos del suelo y cubierto de espeso follaje.
Al alcanzar su desarrollo total, comenzó a crecer junto a su tallo, una orquídea trepadora sobre el tronco del arbusto. Una mañana, la planta se cubrió de flores y todo el sitio se bañó de exquisitos aromas.


Ante el asombro de los sacerdotes, no dudaron en creer que la sangre de los dos príncipes se había transformado en arbusto y orquídea. Su sorpresa fue mayor, cuando las hermosas flores se convirtieron en largos y delgados frutos que al madurar desprendían un dulce y suave perfume, como si el alma inocente de Lucero del Alba esenciara en él, las fragancias mas exóticas.


Así la vainilla fue declarada planta sagrada y se elevó como ofrenda divina en los adoratorios totonacas tomando el nombre de caxixanath que significa flor recóndita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog aprecia mucho tus comentarios y preguntas.